viernes, 4 de septiembre de 2015

Peregrinación de todas las parroquias de la diócesis a la capital como culmen de la Misión Diocesana

Logo de la Misión Diocesana
A poco menos de un mes para que concluya el Año Teresiano por el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa, la Iglesia de Ávila clausura también la Misión Diocesana a la que habíamos sido convocados por nuestro Obispo con motivo de esta importante efeméride. Y lo hace con una peregrinación de todas las parroquias de la diócesis hasta Ávila capital, que tendrá lugar el próximo sábado 19 de septiembre. Con ella se pretende no sólo presentar a Señor los frutos que se han obtenido de esta Misión, sino también darle continuidad en el futuro, para que este 2015 haya sido un punto de partida en nuestro caminar hacia la Nueva Evangelización que nos propone frecuentemente el Papa Francisco: nuevas formas de acercar la fe a los más alejados o a aquellos cristianos que la tienen “dormida”.

La Encarnación, uno de los lugares donde
se desarrollarán las actividades de la mañana

La jornada comenzará a las 11 de la mañana, cuando lleguen los distintos grupos de las parroquias hasta la ciudad amurallada. Aquí serán distribuidos en los lugares teresianos por excelencia: el convento de La Santa, el monasterio de La Encarnación y el de San José. En estos lugares se desarrollará parte de las actividades de la mañana, consistentes en la proyección de un vídeo que recuerde los momentos más significativos de la Misión Diocesana, así como una ponencia – catequesis de inspiración teresiana. Sobre las 12:15 horas, los grupos de las parroquias emprenderán juntos el camino desde esos lugares teresianos hacia la Catedral, acompañados de los voluntarios del V Centenario. Y allí, en el primer templo de la diócesis, tendrá lugar una solemne Eucaristía presidida por el Obispo diocesano, Mons. Jesús García Burillo. Se da la circunstancia, además, de que ese mismo día se cumplen 17 años de la ordenación episcopal de D. Jesús (1998 – Obispo Auxiliar de Orihuela – Alicante), con lo que esta celebración de toda la diócesis en la Catedral servirá también como Acción de Gracias por el ministerio pastoral de nuestro Obispo.

Terminada la Eucaristía, todos los participantes de esta peregrinación extraordinaria comerán juntos en el Colegio Diocesano “Asunción de Nuestra Señora”, en una comida fraterna que incluye una velada festiva, y que concluirá con una oración teresiana final.

Invitamos a todos los fieles de las 254 parroquias que componen la diócesis de Ávila a participar activamente de esta celebración que pone un punto y aparte a esta Misión, puesto que después de este año será el momento de aplicar todo aquello que se ha aprendido y, como Santa Teresa, seguir caminando en nuestra comunidad cristiana. Los interesados en formar parte de esta peregrinación extraordinaria deben ponerse en contacto directamente con su párroco para que se puedan conformar los grupos de las distintas parroquias.

MISIÓN DIOCESANA
Esta Misión Diocesana, que tiene como lema las palabras de Santa Teresa “Ya es tiempo de caminar”, consiste en conjunto de actividades que lleva a cabo la Iglesia para anunciar el Evangelio a quienes no creen en Dios o viven su fe cristiana de forma superficial. Es lo que el Papa Francisco llama las "periferias existenciales". Y es que, más allá de un acontecimiento cultural, turístico y económico, el Centenario será un momento propicio para una renovación de la santidad siguiendo el ejemplo de Teresa de Jesús. Así lo señalaba el propio Mons. García Burillo en lacelebración de envío de los agentes misioneros en septiembre de 2014: “Este V Centenario tiene previstos muchos proyectos literarios, culturales, artísticos. Pero nosotros nos fijamos en uno fundamental: en una renovación espiritual, siguiendo el espíritu y las huellas de la Santa. En encontrar al Señor en nuestra vida, que vuelve a infundirnos el espíritu que un día infundió a Teresa, y nos dispone a vivir con la misma intensidad y con el mismo entusiasmo”.

La Misión ha seguido cuatro líneas fundamentales, todas ellas basadas en las enseñanzas de la propia Santa Teresa de Jesús:

- La Oración.- Frente a la secularización, la ausencia de Dios, nosotros nos hemos de fijar en Cristo como centro de nuestra vida, con quien nos comunicamos fundamentalmente por medio de la oración.

- La vida fraterna.- Frente al egoísmo imperante y que ha provocado tantas crisis, y frente a la soledad, el espíritu de Teresa nos ofrece una vida fraterna, contemplativa.

- La pobreza y austeridad.- Frente al derroche insolidario, se propone la sencillez de vida, la sencillez de formas.

- La misión, la Iglesia en salida.- Frente al encerramiento en nosotros mismos, la Santa nos dice: “Ya es tiempo de caminar, ¡Vamos”. Y el Papa Francisco nos lo recuerda cuando dice “Tenéis que vivir como una Iglesia en salida, en camino constante hacia los hombres”.

La Misión se ha desarrollado durante el último año y medio, aunque ha sido principalmente en este 2015 cuando han tenido lugar las llamadas “semanas misioneras” en cada uno de los arciprestazgos de la diócesis, con distintas iniciativas para promover esa nueva evangelización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada